fbpx

Las 10 Canciones que Inmortalizaron a Freddie Mercury

Freddie-Mercury-Hulton-Archive-630x420

Capital Urbana recuerda a Freddie Mercury a más de 26 años de su muerte en nuestra sección de Música.

Queen es una de las pocas bandas de rock clásico en la cual sus cuatro miembros individualmente participaron en el proceso de la escritura de cada canción. Aunque ninguno contribuyo con más canciones que Freddie Mercury, cuya singular voz e inimitable control del escenario y espectadores le hizo ganarse a pulso su denominación de ícono mucho antes que el SIDA nos robará su talento.

Todos recordamos a Freddie Mercury en conjunto con Queen por alguna de sus famosas canciones, nuestra banda reconoce su talento y por eso hoy te presentamos las 10 canciones que inmortalizaron a Mercury.

10. “Somebody to Love”

“A Day at the Races” (1976)

Esta canción fue hecha para seguir los pasos del exitazo incomparable de “Bohemian Rhapsody”. Freddie Mercury y Queen esencialmente tomaron su tan conocido y único coro del teatro de ópera al pulpito de iglesia en una exhibición santificada de devoción terrenal inspirada en la música gospel estadounidense.

9. “Death on Two Legs (Dedicada a … )”

“A Night at the Opera” (1975)

Ojalá nunca te hayas cruzado con Freddie Mercury. Podrías haber encontrado tu villanía inmortalizada en esta canción. Tal fue el destino del ex manager de Queen, Norman Sheffield, la fulminante canción de apertura de A Night at the Opera. “Death on Two Legs” adorna los abrasadores insultos de Mercury con los acordes poderosos de Brian May. Tal vez, como era de esperar, Sheffield demandó a Queen por difamación después de escuchar la canción por primera vez, y luego dio un paso más, escribiendo un libro completo para disputar esta leyenda.

8. “My Melancholy Blues”

“News of the World” (1977)

Otro excelente escaparate para la sublime interpretación de piano de Mercury, “My Melancholy Blues” es una de las canciones más distintivas del canon de Queen. Su enfoque es inusualmente modesto, de estilo jazz e instrumentación espartana (Mercury en el piano, John Deacon en el bajo, Roger Taylor para pinceles y ninguna señal del guitarrista Brian May). Podemos ver a Mercury con una mentalidad confesional y tenue, totalmente en desacuerdo con su personalidad de dios.

7. “My Fairy King”

“Queen” (1973)

Un punto culminante del primer LP de Queen, “My Fairy King” representa uno de los primeros florecimientos a gran escala de la imaginación sin límites de Mercury, el eclecticismo desbordante del género y el talento único en su tipo. Además de mostrar la amplia gama de sus habilidades tanto de voz como de piano, las glorias rococó de la canción y la narración fantasiosa, presagian una de las creaciones más grandiosas, salvajes y ambiciosas de Freddie Mercury que vendrían con el pasar de los años.

6. “Mustapha”

“Jazz” (1978)

La canción de apertura del álbum Jazz de 1978, “Mustapha” es una vitrina brillante para las acrobacias vocales de Freddie Mercury respaldadas por todo el poder del famoso heavy-rock de Queen y una rara visión de su herencia típicamente parisina de los Pars. Las letras que raspan la cabeza de la canción son en parte un galimatías irónico y en parte una mezcla de palabras en inglés, persa y árabe que se mezclaron en el propio Esperanto musical de Mercury, también conocido como el lenguaje universal del rock.

5. “Crazy Little Thing Called Love”

“The Game” (1980)

Fue el primer sencillo de Queen en los Estados Unidos, ocupando el primer lugar en las listas de popularidad (y un éxito de Top 10 en una docena de otros países), el divertido e irresistiblemente pegadizo “Crazy Little Thing Called Love” quitó los densos arreglos que se encuentran en la mayoría de las canciones de Queen. Y “despojado” es la palabra clave, ya que supuestamente Mercury compuso su tributo a Elvis Presley y al rock ‘n’ roll de los años 50 mientras descansaba en un baño de burbujas. Posteriormente, el cantante interpretaría las partes de la guitarra acústica rítmica de la canción, en el estudio y en los conciertos de Queen, para el deleite de los fanáticos.

4. “Love of My Life”

“A Night at the Opera” (1975)

El tema fue escrito por Mercury para Mary Austin, su novia en aquel momento. Originalmente apareció en 1975, en “A Night at the Opera”, con un arreglo excesivamente florido, cargado de arpa, que resulta casi demasiado sacarino para tragar. “Love of My Life” encontró una segunda vida, sin embargo, cuando se realizó en el escenario como un dúo entre Mercury y Brian May, incluso convirtiéndose en algo así como un himno en América del Sur.

3. “Killer Queen”

“Sheer Heart Attack” (1974)

El gran sencillo de Queen condensa asombrosamente todas sus nuevas marcas sonoras (las guitarras armonizadas de Brian May, las voces en capas, etc.) en tres minutos casi perfectos de heavy rock. No es de extrañar que la canción tomara Top of the Pops por sorpresa en el otoño de 1974, con sus letras citando todo, desde Moet Chandon a María Antonieta, guillotinas a rayos láser, todas ellas destinadas a evocar el lujo y lo absurdo.

2. “We Are the Champions”

“News of the World” (1977)

Es natural que el líder de una de las bandas de rock más grandes de la historia presente uno de los mejores himnos en los deportes. Con una pequeña ayuda de Brian May, esta canción pronto puso al público a sus pies en todo el mundo. Sin importar cuán grande fuese la arena en la que Queen se encontraba  actuando, su fanaticada se volvía loca. No es de extrañar que un equipo de investigación científica identificará más tarde “We are the Champions” como la canción más pegadiza en la historia de la música popular.

1. “Bohemian Rhapsody”

“A Night at the Opera” (1975)

¿Qué podemos decir que aún no se haya dicho de esta melodía? “Bohemian Rhapsody” suena igual de ambiciosa, revolucionaria y absurda (pero de la mejor manera posible) hoy como lo hizo hace casi décadas cuando Queen la reveló por primera vez, dejando los oídos zumbando, los ojos saltones y las mandíbulas abiertas. En pocas palabras, nada se compara con la obra maestra de Mercury; es su canción definitiva con Queen.

El legado que nos dejo Freddie Mercury a un lado de Queen, es muy amplio , sigue y seguirá siendo todo un ícono del rock y un ídolo para muchos de nosotros.